jueves, 28 de julio de 2016

La conexión saudí-emiratí del golpe de Estado contra Erdogan

Jonathan Azaziah

En cualquier lugar del mundo en que el régimen norteamericano y la genocida entidad sionista se meten en embustes, el Reino Saudí de la Oscuridad y su socio de los Emiratos Árabes Unidos están cerca. Y ahora gracias a Mujtahidd, el infame miembro de la familiar “real” saudí, activista de Twitter con identidad secreta, que ha sacado a la luz muchas repelentes exquisiteces sobre su parentela monárquica, sabemos que esto, en lo referente  a Turquía, también es cierto.

Según el confidente Najdi, de antemano el “príncipe coronado” Muhammad bin Salman disponía de información sobre el golpe contra Erdogan, proporcionada por Muhammad bin Zayed bin Sultan Al-Nahyan, “príncipe coronado” de Abu Dhabi. Esto explicaría A LA PERFECCION por qué Al-Arabiya y Asharq al-Awsat, (que han tenido a Erdogan en el punto de mira durante semanas) entre otros canales y publicaciones saudíes, así como Sky News Arabic, órgano extraoficial de las autocracias de los Emiratos, estuvieron celebrando alegremente el intento de golpe de las Fuerzas Armadas turcas.

Esto explicaría también PERFECTAMENTE por qué el tirano egipcio Abdul Fattah al-Sisi, el carnicero de yemeníes y asediador de palestinos, no solamente despotricó contra el “sultán” Recep [Erdogan], sino que bloqueó una resolución de la ONU para condenar el golpe. Tal maniobra de Sisi, que es un absoluto secuaz de Al-Saud y de los petrodólares de Al-Nahyan, no podría (y no se habría) realizado sin una completa coordinación entre los egipcios, los saudíes y los ministerios de los Emiratos. En términos que emplearía un abogado, los déspotas wahabíes de Riad y de los Emiratos Árabes Unidos están bombardeando a Erdogan a toda máquina en los frentes de los medios y político-diplomáticos, incluyendo a sus clientes a sueldo como Sisi.

No olvidemos que el asesino y maniaco egipcio, tan adorado por Israel, es el primer y más destacado cliente de Estados Unidos, por lo que el Departamento de Estado USA fue consultado también antes de proceder al bloqueo de la resolución de la ONU. Y no es este el único área del golpe turco en el que están las manos de Washington. Las conexiones se van amontonando cada minuto que pasa. El general Bekir Ercan Van, comandante de la base de Incirlik, desde donde Estados Unidos lanza sus falsas misiones “anti-ISIS”, ha sido arrestado en conexión con la operación de “cambio de régimen”.

Los 42 helicópteros que faltan de la flota de las Fuerzas Armadas (que representan una ominosa posibilidad de un segundo intento de golpe) también despegaron de Incirlik. ¿Pudieran tantos helicópteros y el comandante de la base en donde los estadounidenses están tan profundamente establecidos, y controlan de hecho, desaparecer para tomar parte en el golpe sin la aprobación americana? Poco probable.

Y cualquiera que viera las “noticias” en Estados Unidos según se desarrollaba el intento, no importa que fuera la Fox News de Chabadnik Murdoch, la CNN del multimillonaria israelí Aviv Nevo, la MSNBC del fiel Ralph J. Roberts y otras, pudieron ver a estos canales dando paso a funcionarios de la CIA, del FBI, del ejército USA y de la DIA lanzando líricos elogios sobre la perspectiva de la desaparición de Erdogan e incluso ofreciendo consejos “en directo” a los golpistas. Era casi surrealista. En una manera idéntica a  los medios de saudíes y de los Emiratos, la totalidad de medios sionistas de Estados Unidos de Israel se agitaban contra Erdogan y defendían a los golpistas.

Ahora está claro que hay elementos de rivalidad en juego entre el interior de los Khaleeji y el interior de los wahabitas, con los regimenes sauditas y de Emiratos respaldando al ejército turco, como hicieron en Egipto y Qatar respaldado a los Hermanos “Musulmanes” correligionarios de Erdogan. Es cierto que Riad y Abu Dhabi quieren mantener a Ankara bajo control, ya que ven a Erdogan como su principal competidor en el mantenimiento del dominio sobre el mundo sunita y mantener su “wahabización” en marcha. Pero esto es un punto de vista analítico secundario. Arabia saudí funciona como el punto de apoyo de la hegemonía Estados Unidos-Israel, no es la mano que opera el punto de apoyo, y desde luego que no es un socio a la misma altura.

De esta forma, por mandato de sus dueños, Arabia saudí simplemente está jugando su papel en la desestabilización anglo-sionista contra un “buen hermano en el Islam”, como ha hecho en Irak, en Siria, Líbano, Irán, Yemen, Pakistán y tantos otros países. Si Erdogan es pura escoria hecha carne y un criminal de guerra, la alianza Estados Unidos-Israel-A.Saudí que le ha usado como ariete contra la República Árabe Siria y contra el eje de resistencia es infinitamente más diabólica, destructiva y peligrosa. Y es por ello por lo que a pesar de todos sus crímenes, sectarismo y traición, crímenes que le aseguran una estancia duradera en Jahnnam, el golpe contra Recep Tayip Erdogan, el Loco Tirano Takfirí, debe ser denunciado y condenado, a favor de impedir más caos en la región; caos del que, muy irónicamente, el propio presidente turco es muy responsable.

Fuente: http://uprootedpalestinians.blogspot.com.es/2016/07/turkey-coup-conspiracy-deepens-more-us.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada