jueves, 19 de octubre de 2017

Una posición de principio sobre el derecho de autodeterminación de Catalunya

E. Kuadra Etxeandia
expreso del PCE(r) y de los GRAPO

El movimiento generado en el pueblo catalán en favor de la celebración de un referéndum está haciendo aflorar una realidad soslayada por el régimen político español: el problema nacional, o lo que es lo mismo, la no solución democrática de las aspiraciones nacionales de los pueblos oprimidos por el Estado español. Sean cuales sean las condiciones y el resultado del referéndum en Catalunya el día 1-O, el movimiento generado por su celebración lleva ganada una batalla de enorme calado estratégico: ha obligado a todas las fuerzas políticas, sociales, económicas, culturales..., a dejarse de ambigüedades y tomar partido en uno u otro sentido. Y ha puesto al descubierto, como pocas veces en los últimos cuarenta años, la verdadera esencia reaccionaria de la oligarquía financiera y del Estado del que se sirve para ejercer su dominio.

En cualquier caso, más allá de esta constatación, lo que aquí nos interesa expresar es cómo entiende el derecho de autodeterminación (o de decidir) la clase obrera, el proletariado revolucionario, los comunistas. Para cualquier demócrata, y especialmente los comunistas, cualquier análisis sobre la opresión de los pueblos y el derecho de autodeterminación, pasa por entender a su gran teórico sobre el tema: Lenin.

La definición más contundente que estableció Lenin al respecto fue que “el derecho de autodeterminación de las naciones significa exclusivamente el derecho a la independencia en el sentido político y a la libre separación política de la nación opresora. Concretamente, esta reivindicación de la democracia política significa la plena libertad de agitación en pro de la separación y de que ésta sea decidida por medio de un referéndum de la nación que desea separarse”. Será difícil encontrar mayor coherencia y razón histórica que la que reflejan estas palabras a la hora de definir este derecho desde una posición de principio.

Así pues, para los comunistas, no existe otro pronunciamiento que no sea a través de un referéndum. Éste, es un derecho inalienable de los pueblos de las naciones que desean separarse. Es, por tanto, un principio de la democracia política que no ofrece discusión alguna ni interpretación sesgada de su esencia, forma parte del derecho natural de los pueblos. Todo lo demás que no sea su reconocimiento es una falacia.

Los llamamientos que estamos escuchando estos días desde diversos sectores políticos acerca de “consensuar”, “dialogar” o crear mesas planetarias de no sé qué... no son más que maniobras de distracción de quienes no quieren reconocer ese derecho. Un principio no es negociable jamás, porque entonces deja de serlo. En realidad, esta posición encierra un sometimiento al estado opresor español y querer, al mismo tiempo, guardar las formas que les permitan conservar sus mullidas poltronas y su parné del erario público. Qué poco le ha durado el rictus contestatario a pedrito, y de la pantomima del no es no hemos pasado al no pero sí... Esta gente forma parte intrínseca del Estado y jamás van a ir contra los aspectos fundamentales que lo sostienen. En cuanto a esa otra izquierda desunida, más allá de sus teatrales contorsiones de “oposición sensata”, de no saber si van o vienen, de carecer de un programa de principios que reconozca el derecho de autodeterminación sin ambages, poco se puede esperar en cuanto el estado les aprieta un poco las tuercas.

Para nosotros, los comunistas, no existe otra posición que la defensa consecuente del derecho de los pueblos a expresarse por medio de un referéndum vinculante, ya que no concebimos otro mecanismo por el que los pueblos puedan dar solución democrática al problema de la opresión nacional, considerando así este derecho como un principio de la democracia política.

Por otro lado, en la metodología del análisis marxista, a la hora de fijar nuestra postura ante un problema social o político, siempre partimos de la posición de clase y de sus objetivos a corto, medio y largo plazo. Y lo hacemos, bajo el análisis concreto de la situación concreta. Tal es el caso de nuestra posición política en el actual proceso de decisión del pueblo catalán.

El proletariado, no concibe ningún tipo de opresión ni de conculcación de los derechos democráticos pues, de lo contrario, nos situaríamos en el terreno de la demagogia y de la traición a los pueblos oprimidos, tal y como hace constantemente la burguesía. Es más, si no fuera así, estaríamos defendiendo el privilegio de la nación opresora, algo inconcebible en las posiciones del proletariado revolucionario. Además, es la única posición que asegura una educación verdaderamente democrática a los pueblos en la resolución de la opresión nacional.

Evidentemente, ésta, no ha sido la posición mantenida por los partidos “comunistas” y esa ecléctica izquierda. Han sido ellos, precisamente, los que han mantenido un discurso ambiguo ante la opresión nacional. Es uno más de los principios y derechos democráticos que decidieron echar por la borda, a cambio de poder acceder a las migajas de la función pública que les ofreció el régimen franquista por ayudarle a legitimarse. Ha sido, y es, esta izquierda, la que siembra la confusión y el enfrentamiento entre los pueblos, haciendo el trabajo sucio que no podría hacer la burguesía y sus representantes políticos. Esta fue, también, una de sus muchas traiciones, consensuadas con el franquismo reformista, para dar continuidad a su régimen bajo nuevas formas de dominación. Este triste episodio de la historia de España que se denominó Transición es el que se encuentra en franca bancarrota y con él todos los que apoyaron esa estafa política.

Pero no son los únicos en no haber educado a los pueblos sobre bases democráticas y solidarias. También las organizaciones burguesas nacionalistas de las naciones oprimidas no han sabido, o no han querido, hacer un trabajo de pedagogía solidaria entre los pueblos del Estado. Se considera, sin más, a esos pueblos como ajenos al problema nacional y no como parte de él y de su solución. No se ha hecho distinción entre esa izquierda acartonada, servil y entreguista y los pueblos y, más en concreto, con lo más avanzado de los mismos, privándose de su apoyo y posibles alianzas con ellos, así como entre las minorías nacionales de la propia nación oprimida.

Para nosotros, los comunistas, la posibilidad de que una nacionalidad del peso económico, social y político como Catalunya se independice, supone un acontecimiento político transcendental, ya que provocaría una crisis de envergadura debilitando todo el entramado de dominación de la oligarquía financiera. Sus efectos sobre la clase obrera y demás pueblos del Estado supondrían un estímulo inmenso para avanzar hacia la democracia y el socialismo. Toda vez que, en las condiciones actuales, alcanzar esas metas encierra una mayor complejidad y dificultad, sin entrar en otro tipo de consideraciones futuras. Eso queda para el análisis posterior al 1-O.

Éste, es el aspecto principal que convierte nuestro apoyo al “Sí” a la independencia de Catalunya en una posición de principio, consecuente con la aplicación del derecho de autodeterminación a un análisis concreto de una realidad concreta. Lo demás es pura metafísica.

http://www.naiz.eus/es/iritzia/articulos/un-principio-democratico-y-una-posicion-de-principio

La gran masacre que Estados Unidos mantuvo siempre en silencio

El gobierno de Estados Unidos estuvo al corriente de la gran masacre del ejército indonesio en 1965 dirigida contra los comunistas y las organizaciones obreras y campesinas, según revelan los archivos de la embajada en Yakarta que se abrieron el martes.

Aproximadamente medio millón de comunistas, sindicalistas y militantes revolucionarios fueron asesinados impunemente en medio del silencio internacional de las grandes cadenas de “información”.

Los archivos desclasificados se componen de 39 documentos relativos a una de las peores matanzas del siglo pasado, que comenzaron cuando el general Suharto dio un golpe de Estado haciendo creer que era los comunistas quienes lo habían hecho.

Ni el más siniestro gobierno militar latinoamericano organizó al semejante a lo que ocurrió en Indonesia, que fue el inicio de una feroz dictadura que se prolongó durante 32 años, hasta que en 1998 un levantamiento popular le destituyó.

La embajada de Estados Unidos estuvo al corriente de los acontecimientos según se fueron sucediendo. En las matanzas tuvieron un papel destacado las organizaciones musulmanas.

Según un cable diplomático, miembros de una de las más grandes organizaciones musulmanas de Indonesia, Muhammadiyah, afirmaban que los comunistas eran “infieles del más bajo nivel de la escala” por lo que “derromar su sangre es como matar gallinas”.

La persecución musulmana estuvo desencadenada, entre otros motivos, porque el poderoso Partido Comunista local procedía de un movimiento budista y era muy influyente en esa corriente religiosa.

En un telegrama enviado el 26 de noviembre de 1965 desde la ciudad de Surabaya, el cónsul local utilizaba la expresión “masacre” para describir la matanza de los 15.000 comunistas que vivían en el este de la isla de Java.

Un mes más tarde el mismo cónsul indicaba que los prisioneros comunistas detenidos en campos de concentración por el ejército indonesio habían sido entregados a una muchedumbre enfurecida para ser linchados.

Ningún país ni tribunal, nacional o internacional, ha abierto nunca una investigación para depurar las responsabilidades derivadas del medio millón de asesinatos cometidos.


1.400.000 niños españoles malviven en situaciones de pobreza severa

Al menos un 1.400.000 niños en España permanecen en situación de pobreza severa, habitan en hogares sin calefacción durante invierno o no consumen los nutrientes necesarios, reveló el lunes la organización “Save the Children” en el marco del Día internacional para la erradicación de la pobreza.

“Si no hay empleo suficiente para todos o este no es de calidad, los hogares solo pueden salir de la pobreza a través de la protección social, pero en el caso de España la inversión es muy escasa y no se distribuye de manera equitativa. Tan solo una de cada tres familias en situación de pobreza recibe la prestación por hijo a cargo, de 24,25 euros al mes, que es del todo insuficiente para cubrir las necesidades”, explicó Andrés Conde, director general de “Save the Children”.

España es uno de los países industrializados con una de las más altas tasas de pobreza infantil, según un estudio realizado en 29 países por la Oficina de Investigación de Unicef.

El documento “Los niños de la austeridad” (Children of austerity) presentado en abril pasado por Unicef indicó que España es el tercer país de la Unión Europea que tiene las tasas más altas de pobreza infantil (40 por ciento).

El informe resalta que las políticas de recortes implementadas por el gobierno español ante la crisis no han disminuido la pobreza entre los niños. Los recortes en materia de salud, educación y servicios públicos han afectado directamente a la población infantil.

El pasado 6 de octubre el gobierno español vetó la aprobación de una proposición de ley para erradicar la pobreza infantil que proponía aumentar progresivamente la prestación por hijo a cargo de 291 euros anuales hasta los 1.200.

La tasa de privación material de los menores se mide por la falta de al menos tres conceptos de entre estos nueve: no poder pagar la hipoteca o el alquiler, poder afrontar la calefacción, hacer frente a pagos inesperados, comer proteínas regularmente, tener televisión, lavadora, coche y teléfono.

Los indicadores destacan un fuerte aumento de las privaciones materiales del 15,6 por ciento al 19,4 por ciento que numerosas organizaciones caritativas encubren aludiendo a que la pobreza no es un realidad sino un “riesgo” o hablando de “pobreza energética”.

Con la firma de la Estrategia Europa 2020, la Unión Europea también se comprometió a disminuir la pobreza, pero las prioridades del capital siempre son a costa del incremento de la miseria de los explotados, de sus familiares y de sus hijos.

El capital monopolista dirige y censura la investigación científica

Juan Manuel Olarieta

Cuatro años después de la polémica sobre los transgénicos provocada por el defenestrado científico francés Gilles Eric Séralini, el priódico Le Monde asegura que -como no podía ser de otra forma- la campaña en su contra fue orquestada por Monsanto, es decir, por una empresa multinacional interesada y afectada por dicha investigación (*).

El capital monopolista manda sobre las publicaciones científicas y, por lo tanto, sobre la ciencia misma porque hoy numerosos científicos confunden muy habitualmente ambas cosas -y otras más- en sus cabezas.

En 2012, después de una paciente y concienzuda investigación, Séralini demostró que la nutrición de ratones con maíz transgénico o tratado con el herbicida Roundup produce grandes tumores en los roedores.

Al bueno de Séralini le llovieron los palos por parte de sus “colegas científicos”, seguidores gregarios del criterio que imponen los grandes intereses capitalistas. En un mundo científico presidido por una corrupción galopante, su artículo fue retirado de la circulación, uno de tantos casos evidentes de censura e intolerancia.

Hoy la ciencia la dictan grandes empresas como Monsanto. Hasta el comisario europeo de Salud atacó a Séralini, pero la historia conoce muchos casos de políticos sin escrúpulos que se ceben en ciertos científicos que van “por libre”.

Lo destacable es que la revista “Food and Chemical Toxicology” que había publicado el artículo científico también quiso borrarlo de la memoria. Si hubieramos estado en la Edad Media lo hubieran quemado en la hoguera, junto al científico. Nunca había ocurrido una cosa semejante, lo cual ya debió empezar a mover todas las alarmas por lo que está ocurriendo con la ciencia.

Del mismo modo que entre la realidad y nosotros están los medios, que se llaman así por su carácter de intermediarios, entre los científicos y la ciencia están los artículos y las revistas científicas. Si buena parte de los científicos no están impulsados por la ciencia sino por sus mezquinos intereses individuales (por su “carrera”), con las revistas ocurre lo mismo.

Como a cualquier otra publicación, a la revistas les mueven intereses económicos. Se venden al mejor postor porque, a su vez, son empresas privadas que tratan con otras empresas privadas. La mercancía que compran y venden son artículos que, en ocasiones, pueden tener algún contenido científico, como esas películas de Hollywood “basadas en hechos reales”.

Tanto los científicos como la ciencia (que son cosas distintas) y los profesores universitarios que la propagan (por no hablar de esos “divulgadores científicos”) han regresado a los peores tiempos de oscurantismo medieval. Se ha impuesto un nuevo “malleus maleficarum” (martillo de herejes), la censura (“peer review”), la corrupción institucionalizada pero, sobre todo, la dirección ideológica, política y económica de todas y cada una de las investigaciones.

“El que paga manda” y los científicos hacen aquello que les ordenan, aquello para lo que les pagan y no deja de ser curioso que los científicos critiquen las injerencias “ajenas” a su disciplina cuando la mayor parte de ellos están encuadrados en grandes burocracias políticas e ideológicas que, incluso, van más allá de un determinado Estado. Cada vez más la ciencia es “política científica” y, en ocasiones, “política” a secas.

Nunca la docilidad de los científicos había sido tan evidente, ni su capacidad crítica había caído tan baja. No hay más que recopilar los topicazos de determinadas publicaciones, como “Investigación y Ciencia” (sucursal en castellano de “Scientific American”), para comprobar una ley que en raras ocasiones falla: la mayor parte de los temas que atraen la atención de la investigación, la universidad y las publicaciones no es que sean verosímiles o falsos sino simplemente absurdos e irrelevantes.

La ciencia se mueve en medio del cinismo y la hipocresía como pez en el agua. A los divulgadores les entusiasman las biografías personales de esos que hoy consideramos grandes científicos pero que en su tiempo fueron perseguidos y denostados por el oscurantismo dominante. Quieren aparentar que ese tipo de situaciones sólo ocurrieron en el pasado. Hoy ya no es así. Por eso ellos asumen el papel inquisidor y censor que otros ejercieron antes; justifican la persecución en nombre de la ciencia y de la “comunidad científica”, no admiten ningún tipo de discusión y desprecian a los que sostienen teorías divergentes.

“Tertium non datur”, diría Leibniz.

(*) http://abonnes.lemonde.fr/planete/article/2017/10/05/l-affaire-seralini-ou-l-histoire-secrete-d-un-torpillage_5196526_3244.html

miércoles, 18 de octubre de 2017

Detenidos 10 fascistas franceses que preparaban varios asesinatos

A la izquierda el fascista Nisin
Ayer la policía francesa detuvo a una decena de fascistas que planeaban ataque contra políticos como el portavoz del gobierno francés, el dirigente de la izquierda Jean-Luc Mélenchon, así como contra mezquitas.

Los fascistas tienen entre 17 y 25 años y mantenían vínculos con una persona acusada de planear un atentado contra destacados políticos de izquierda.

Esas personas, nueve hombres y una mujer, fueron detenidas en el sureste de Francia y en la región de París. Todas estaban vinculadas a Logan Alexandre Nisin, un antiguo militante de la organización fascista Acción Francesa, detenido en junio.

Nisin, de 21 años, fue imputado en julio en el marco de una investigación abierta por asociación de malhechores.

La policía descubrió entonces un proyecto de acción violenta poco claro en el que se mencionaba como posibles objetivos un lugar de culto, un hombre político, un inmigrante, un narcotraficante.

La policía intenta establecer la naturaleza de los vínculos entre Nisin y las personas detenidas ayer, y averiguar si éstas conocían su proyecto de atentado entre cuyos objetivos estaban el portavoz del gobierno francés Christophe Castaner y el dirigente de “Francia Insumisa”, Jean-Luc Melenchon.

Nisan llamó la atención de la policía porque era el administrador de una página de Facebook en honor del fasscista noruego Anders Behring Breivik, que mató a 77 personas en Noruega en 2011.

‘Hay delincuentes dondequiera que mires, la situación es desesperada’

La periodista asesinada Daphne Caruana
Daphne Caruana Galizia, una de las periodistas que participó en la investigación sobre los Papeles de Panamá y la corrupción en Malta fue asesinada el lunes cuando el coche que había alquilado en el poblado de Bidnija, en el norte de Malta, explotó.

La periodista de 53 años de edad era tan conocida en Malta como acosada por las querellas de difamación ante los tribunales. La revista Politico la calificó como una “wikileaks” por sí misma.

Su blog, Running Commentary, era uno de los sitios de información más visitados en Malta que, además de serel Estado más mafioso del mundo, es un refugio del dinero negro del Vaticano.

Su hijo trató de salvarla del coche el llamas sin éxito y luego compartió un largo texto en Facebook con el que denunció lo ocurrido y acusó a la policía maltesa de incompetencia y al gobierno de impunidad.

“Cuando las instituciones de un Estado están incapacitadas, la última persona que queda en pie suele ser un periodista”, escribió Caruana, quien comparte profesión con su madre.

“Sí, aquí es donde estamos: en un Estado mafioso en el que puedes cambiar tu género en tu carné de identidad (¡gracias a Dios por eso!), pero donde te vuelan en pedazos por ejercitar tus libertades básicas”, añadió.

La propia Daphne Caruana Galizia, horas antes de ser asesinada, escribió en su blog: “Hay delincuentes dondequiera que mires. La situación es desesperada”.

Su hijo explicó que nunca podrá olvidar lo que fue correr en aquel infierno, tratando de encontrar una forma de abrir la puerta del coche en el que murió su madre. “No fue un asesinato ordinario y no fue trágico”, escribió.

“Trágico es cuando alguien es atropellado por un autobús. Pero cuando hay sangre y fuego a tu alrededor, es la guerra”, zanjó el hijo, quien trabaja como desarrollador de programas informáticos y como periodista de datos para el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

El organismo ganó el Premio Pulitzer este año por su investigación de los Panama Papers, realizada por reporteros de varios medios internacionales a partir de una filtración de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca.

La filtración reveló los entresijos de decenas de casos de corrupción de personalidades relevantes a nivel internacional, que incluían evasión de impuestos, ocultamiento de propiedades de empresas o evasión tributaria.

Daphne Caruana, una de las principales palestras para la denuncia de la corrupción en su país, también participó en la investigación y eso le hizo ganar reconocimiento. Ahora, ante su asesinato, el Consorcio se mostró impactado y profundamente preocupado por la libertad de prensa de Malta.

Según el diario local Malta Independent, el esposo de la fallecida, Peter Caruana Galizia, y otros miembros de la familia, solicitaron que se sustituya a la magistrada asignada al caso, Consuelo Scerri Herrera, ya que fue en numerosas ocasiones objeto de críticas por parte de la bloguera ahora asesinada y porque inició por ello procedimientos judiciales en su contra.

“Los solicitantes no confían en la magistrada Consuelo Scerri Herrera y no creen que pueda llevar a cabo una investigación con la seriedad y la imparcialidad necesarias”, dice la petición presentada por los abogados en nombre de la familia Caruana.

El FBI se ha ofrecido a investigar las circunstancias del asesinato, pero es muy posible que lo que pretendan sea echar tierra encima.

Extremistas de identidad negra: el FBI busca nuevos enemigos al agotar a los anteriores

¿Soy yo el siguiente?, pregunta el cartel
La revista Foreign Policy ha publicado un informe de la división antiterrorista del FBI que pone en la picota a un movimiento negro que no lograron aplastar hace 40 años. En el ridículo argot policial lo llaman BIE (“extremistas de identidad negra”), aunque los extremos se ven en función del lugar que ocupe la policía, que suele ser justo el opuesto, por lo que los “extremistas” tienen siempre el mismo sesgo ideológico: son los sectores populares y progresistas.

No cabe duda que el asesinato de Michael Brown, precisamente a manos de la policía, en 2014 en Ferguson, Missouri, ha vuelto a poner en pie de guerra a los negros y a los explotados y oprimidos de Estados Unidos. Entre los objetivos “extremistas” del FBI está el movimiento “Black Lives Matter”.

En pocas palabras, el FBI está dispuesto a que nada ni nadie se mueva en las calles (salvo ellos) y que sus crímenes y el terrorismo de Estado queden impunes. Vuelven los tiempos de Cointelpro, de fichar a los molestos y la “carta blanca” para vigilarlos, molestarlos, perseguirlos y... ¿por qué no? ¡matarlos!

A los sabuesos del FBI no le engañan fácilmente, ni los comunistas, ni los anarquistas, ni los negros, ni los antisistema. Se llamen como se llamen, los han puesto en el ojo del huracán no por nada sino por su ideología política. A eso el FBI le llama ahora “identidad”, como en España le llamaban “tribus urbanas” hace unos años.

Lo que la policía considera como “identidad” no es el ADN, ni el DNI sino la ideología. La represión clasifica a las personas, las “ficha” y discrimina por su pensamiento político, religioso y social.

Todo procede de Descartes, cuando dijo aquello de “pienso luego existo” que alguien tradujo mal. Lo que Descartes escribió en realidad fue “pienso luego soy” lo que la burguesía (mal)interpreta en un sentido idealista: soy aquello que pienso, lo que me identifica es mi pensamiento.

¿Por qué la burguesía y sus secuaces policías cometen ese deliz? Por lo mismo que se suele decir de alguien que “lucha por sus ideas”, o que existen esos fantasmas llamados “delitos de odio”, o esa detenida en Palamós que se “radicalizó” porque entraba en foros yihadistas de internet.

En este último caso, la detención no tiene misterio; España siguió las instrucciones del FBI, pero el comunicado del Ministerio del Interior no tenía desperdicio cuando aludía a que había sufrido un “proceso de autoradicalización virtual” porque consultaba en internet “productos propagandísticos de grupos yihadistas con contenido extremadamente violento”.

El tipo que redacta los comunicados del Ministerio del Interior no necesita tener muchas luces. Le basta recurrir a las tautologías. Si los internautas visitan páginas anarquistas se convertirán en anarquistas. Si las páginas son violentas, se convertirán en sujetos violentos y si las páginas son muy violentas, su personalidad se hará también mucho más agresiva.

En España copian literalmente al FBI, que tampoco se caracteriza por su ilustración. El problema del odio, el extremismo, la radicalización y la violencia es acabar con las páginas web del mismo carácter, luego con los libros, la música y todo aquello que enaltezca el terrorismo.

El documento del FBI menciona seis ataques contra policías estadounidenses posteriores al asesinato de Ferguson como precedentes de “la amenaza negra”. Mica Johnson mató a 11 policías en Dallas influenciado por la “ideología BIE”, asegura el FBI.

En España los catalanes no son negros y el Ministerio del Interior busca otras excusas.

Las redes sociales ya son una herramienta de trabajo de la Policía Militar de Río Janeiro

La Policía Militar del Estado de Río de Janeiro está desarrollando una estrategia para aumentar su presencia en las redes sociales. Aprobado en febrero de este año, el plan tiene como objetivo mejorar las relaciones de la Policía Militar con los residentes de Río y diversificar las patrullas.

Con más de 45.000 agentes, la Policía Militar ya presenta números impactantes en las plataformas sociales: su página de Facebook tiene más de 540.000 seguidores, y sus perfiles de Twitter, Instagram y Youtube, en total, poseen 144.000 seguidores.

Cuando se trata del enfoque en las redes sociales, cada Unidad de Policía Militar tiene su propio procedimiento.

La asociación entre el Batallón de la Policía Militar de Barra da Tijuca y la población del área condujo a la creación de la aplicación “Linha Direta” (Línea Recta), permite que la unidad reciba datos de las residencias y establecimientos comerciales en tiempo real.

El 12 Batallón de Niterói, junto con la ONG local Viver Bem, creó una estrategia de vigilancia preventiva, que consiste en instalar cámaras de seguridad en algunas de las escuelas de Niterói y comunicarse a través de Telegram.

La interacción entre las fuerzas de la Policía Militar y la población fue fundamental para abordar los problemas de seguridad en Jacarepaguá, en la Zona Oeste. Hoy, Whatsapp es el principal canal de comunicación entre la población del barrio y el 18 Batallón.

“Los resultados son realmente positivos. La información es más rápida, lo que nos permite actuar de inmediato. Hemos estado reduciendo las tasas de criminalidad en el área desde los últimos dos años”, dice el coronel Figueiredo, comandante del 18 Batallón de Jacarepaguá.

El rastreo de la Policía Militar incluye a agentes que hacen evaluaciones en las redes sociales constantemente. Si hay alguna situación que requiera más investigación, el caso se envía a la inteligencia de la Policía Militar. Si la situación consiste en un informe policial, se envía a la sala de operaciones, que envía inmediatamente un automóvil de la policía al lugar.

Los abogados de Barcelona critican a la Audiencia Nacional por la represión contra Catalunya

Colegio de Abogados de Barcelona
La Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona afirma que la Audiencia Nacional se ha inventado el delito de “sedición” para encarcelar a los dirigentes de Òmnium y la ANC.

Naturalmente. Hace 40 la Audiencia Nacional se inventó a sí misma y luego inventó el delito de “terrorismo” para encarcelar cualquier movimiento de lucha contra la farsa de la transición. Sus jueces, pues, van de invento en invento.

Lo extraño es que los abogados de Barcelona se enteren ahora (o se hagan los enterados) porque hace más de 30 años que se celebraron allá (y en otros colegios de abogados) congresos para denunciar que tanto la Audiencia Nacional como su gran coartada entonces, el terrorismo, eran un invento.

También es como si fuera ahora cuando en Catalunya algunos hacen como que se enteran de que hay presos políticos, de que ellos son los primeros y los únicos represaliados.

Pero eso lo venimos diciendo desde hace 40 años: la Adiencia Nacional y su legislación antiterrorista acabarán aplastando a todos y cada uno de los movimientos populares. A  los vascos porque todo es ETA, a los GRAPO porque roban furgones, a los violentos porque son violentos, a los pacíficos porque también son violentos, a los jornaleros por okupar las fincas que no son suyas, a los okupas porque son antisistema...

Más que el imperio de la ley, es el de los picapleitos, mientras los exquisitos que durante 40 años han aplaudido la represión política ahora se rasgan las vestiduras y se lamentan. ¿Por qué? Porque ahora ya no van contra otros sino contra ellos, pero cualquiera que haya leído el famoso poema de Bertold Brecht sabe eso. “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”.

Los picapleitos rescatan ahora eso del “derecho penal del enemigo” en el que a un militante no se le castiga por lo que hace sino por su propia condición militante: porque son independentistas en este caso.

Señores letrados: en 1939 el nuevo Estado triunfante en la guerra proscribió a todas las organizaciones del Frente Popular (entre otras) y eso no ha cambiado absolutamente nada desde entonces. Los republicanos, los independentistas, los anarquistas, los comunistas, los okupas, los antisistema, los titiriteros, los raperos, los yayoflautas...

Cuando alguien tolera la represión porque cree que va contra otros (violentos, delincuentes, terroristas), ha cometido su primer error: el de ponerse del lado del Ministerio del Interior, que es el lado equivocado. Es cuestión de tiempo que le toque a él.

Ese error procede de que hace 40 años que nadie grita “Si tocan a uno, tocan a todos”. Ese grito de guerra es un llamamiento a algo tan viejo como la solidaridad.

Un sofisticado caza israelí F-35 ha sido alcanzado por viejos misiles sirios S-200

Misil ruso S-200
Israel lleva unos días ejecutando demostraciones de fuerza en Siria con ocasión de la visita del ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, a Tel Aviv. Las agresiones no siempre han salido bien, lo cual es una muy mala noticia. Basta que un único misil alcance a un caza de última generación para que se enciendan las alarmas. Si cae uno pueden caer todos.

En Tel Aviv el ministro ruso se entrevistó con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, y el Primer Ministro Netanyahu. En ese mismo momento los israelíes anunciaban que sus cazas habían atacado con éxito una batería antiaérea siria que en marzo de este año lanzó un misil S-200 sobre una avión israelí que sobrevolaba Líbano.

“El misil sirio no logró alcanzar a ningún caza israelí”, publicó el diario Haaretz desde Tel Aviv con una sonrisa de triunfo en los labios. Por el contrario, la batería siria había sido destruida. Además, su ejercito había podido probar por vez primera el sistema antimisiles Arrow, siempre con éxito.

Desde el otro lado de la trinchera (perdón: de la frontera), en Damasco confirmaban que aviones israelíes habían violado el espacio aéreo sirio en Baalbeck y habían atacado causando “daños materiales”.

El misil de largo alcance S-200 es de fabricación rusa, el más utilizado por el ejército sirio y se considera un proyectil muy anticuado, lo que en la guerra moderna significa que debería llevarse a la chatarrería más cercana para del desguace.

A pesar de ello, el misil alcanzó a la aeronace israelí, que pudo regresar a la base, lo cual no ha sido reconocido por Israel ya que tiene un preocupante significado para ellos.

Al cabo de unas horas la prensa de Tel Aviv admitió que un caza, el sofisticado F-35, el avión de combate más caro del mundo, había quedado fuera de servicio “a causa de una colisión con un pájaro en un entrenamiento aéreo”. Las noticias seguían diciendo que el incidente había tenido lugar hacía sólo “unas semanas”. Pero no mostraban fotos del aparato.

El caza no se puede reparar porque su revestimiento de camuflaje ha sido dañado por un “pájaro”, un viejo misil capaz de acabar con el arma más sofisticada. En la foto, el misil S-200 hace años que descansa en el Museo Lesany de Praga como si no sirviera para nada...